Consejos para proteger a los bebés de los rayos UV

El cáncer de piel es el cáncer más común en los Estados Unidos y el quinto más común
en todo el mundo. De acuerdo con la Academia Estadounidense de Dermatología, tan
solo es necesaria una quemadura por el sol con ampollas en la infancia o la adolescencia
para duplicar las probabilidades de una persona de desarrollar un melanoma más
adelante en su vida.
Debido a que los bebés son mucho más propensos a las quemaduras solares que los
niños más grandes, es especialmente importante protegerlos de los rayos ultravioleta
(UV) nocivos del sol. La Dra. Megha Tollefson, dermatóloga pediátrica de Mayo Clinic,
ofrece consejos para mantener a salvo a los bebés cuando estén al aire libre.
“Las quemaduras solares pueden ser muy dolorosas” explica la Dra. Tollefson. “Si son
muy graves, pueden generar infecciones”.
Si bien se cree que las quemaduras solares son preocupaciones a corto plazo, también
existen riesgos a largo plazo de la exposición al sol.
“Mientras más exposición a los rayos UV tenga un niño —especialmente cuando es más
pequeño— y mientras más quemaduras solares tenga, mayor será el riesgo de tener
cáncer de piel más adelante en su vida”, asegura la Dra. Tollefson.
La protección solar en los primeros 20 años de vida es la forma más crucial de protegerse
contra el riesgo de presentar cáncer de piel a largo plazo.
En el caso de los bebés, lo mejor es evitar los horarios de sol máximo, entre las 10 a. m. y
las 4 p. m. Si no es posible hacerlo, proteja al bebé a la sombra y colóquele ropa de
manga larga y sombrero.
La Dra. Tollefson también recomienda usar protector solar en las áreas de piel expuestas.
“Recomendamos que, a esa edad, los padres usen protectores solares con bloqueadores
físicos en lugar de químicos, porque son mejores para la piel sensible”, agrega.
Busque protectores solares con dióxido de titanio y óxido de zinc para su bebé. Recuerde
volver a aplicar protector solar cada dos horas o después de mojarse o sudar.
Disfrutar de tiempo al aire libre es importante para una buena salud. Con una buena
protección solar, usted y su bebé podrán hacerlo de forma segura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *